El beneficio del yoga para niños

Las personas jóvenes, adultas y mayores, deciden practicar yoga para mejorar su movilidad, su salud física, su salud mental y para tener un mejor estilo de vida. Sin embargo, las personas de estas edades no son las únicas que pueden conseguir cosas buenas. El yoga para niños también reporta innumerables beneficios para los más pequeños.

En breve, analizaremos qué habilidades o funciones del cuerpo es posible mejorar mediante el yoga para niños y cuales son todos los beneficios que reportan. Además, explicaremos cual es momento ideal para comenzar a practicarlo.

El yoga para niños mejora y potencia las habilidades de su cuerpo

Gracias a que la práctica de yoga se halla al alcance de todos y a que es un ejercicio sumamente sencillo, incluso los niños con dificultades para aprender pueden llegar a entenderlo. A diferencia de otros ejercicios, no solo fortalece los músculos, sino que mejora su capacidad mental de concentración.

En su estado básico, el yoga para niños tiene como propósito potenciar la habilidad de relajación, la facilidad de respiración y la flexibilidad del cuerpo.

Mejoras en la capacidad de relajarse

Cuando alguien comienza a practicar yoga, su instructor va enseñándole poco a poco a sentir cada parte de su cuerpo. Luego, lo ayuda a ir aflojando o relajando esas partes del cuerpo. La tensión neuromuscular puede provocar irritación, ansiedad, fatiga e insomnio. Al aprender a relajarse, se evitan todas esas cosas malas y es posible llevar una vida más plena.

Mejoras en la habilidad de respiración

Sin aire, los músculos no tienen oxígeno y sin oxígeno el cuerpo ni los músculos tienen energía. La respiración incorrecta es capaz de descontrolar el sistema nervioso y generar tanto tensiones físicas como tensiones emocionales. La buena respiración, al contrario, es un gran alivio para el sistema nervioso.

Mediante una respiración constante, completa y pausada se controla el sistema nervioso y evitar las tensiones emocionales.

Recomendación: ¿Sabes cuál es el Grand Slam del tenis? Te contamos su historia

Mejoras en la flexibilidad del cuerpo y sus músculos

Cada postura de yoga exige estirarse y mantener este estiramiento durante un par de minutos. Nuestro cuerpo es un poco curioso, ya que mientras más lo usemos o pongamos en actividad, mejor funcionará. De la misma manera, a medida que vayamos estirando el cuerpo, se mejorará la flexibilidad.

Cuando estiramos y volvemos flexibles los músculos mejoramos la resistencia del cuerpo entero, lo cual a su vez contribuye al desarrollo neuromuscular. En pocas palabras, los músculos del niño tendrán mayor fuerza, permitiéndole desarrollar su potencial interior, voluntad y confianza.

Beneficios de practicar yoga para niños

Los que mencionamos antes son solamente algunos de los pocos beneficios que obtienen los infantes al practicar yoga para niños. De manera detallada esto es todo lo que se consigue:

  • Aumenta la alegría personal.
  • Mejora la confianza de los niños.
  • Fortalece tanto la disciplina como el carácter.
  • Ayuda a aclarar y controlar los sentimientos.
  • Aumenta la concentración en las actividades y responsabilidades diarias.
  • Libera al niño de obsesiones, angustias, miedos y la ansiedad.
  • Alivia y elimina el dolor muscular.
  • Permite mantener serenos tanto el cuerpo como la mente.

¿Cuál es el momento ideal para comenzar a practicar yoga para niños?

Al momento de practicar ciertos ejercicios, siempre ha existido una discusión con respecto a la edad en la que es aconsejable comenzar a emplearlos. En el caso del yoga para niños, se puede comenzar a emplear a partir de los siete u ocho años. Llegados a esa edad, los niños están en condiciones de realizar los ejercicios reservados para los adultos.

Claro, aun así deben tomarse algunas medidas necesarias para no exigirle demasiado al niño. Una de las recomendaciones más habituales es conducir la postura del niño hasta que aprenda por sí solo a practicarla. Otra recomendación es practicar yoga sin haber comido, esto facilitará la práctica de las posturas y le evitará molestias.

Si los padres serán los instructores del niño, lo mejor es que traten de hacer del yoga para niños un juego recreativo. De esa forma, el niño se sentirá a gusto al practicarlo y no lo hará por mera obligación.

Yoga en adolescentes

La práctica de yoga no es recomendable solo para los niños. Los adolescentes están al alcance de sus ejercicios, se podría decir que los adolescentes necesitan mucho más practicar yoga ¿Por qué? Bueno, debido a que durante la adolescencia se experimentan muchísimos cambios.

No solo cambios físicos, sino sentimentales y hormonales. Dichos cambios hacen que algunas veces el joven se sienta perdido e incluso desconocido consigo mismo. Mediante la práctica de yoga puede no solo aceptar mejor los cambios físicos producidos en su cuerpo. El yoga le permitirá aprender a identificar sus emociones y podrá controlarlas.

Para concluir, podemos decir que mediante la práctica de yoga para niños y adolescentes, se mejora la concentración, el manejo de los problemas y se potencia las habilidades del cuerpo. Así que, vale la pena dedicar un poco de tiempo a explorar sus conceptos.

Haz clic aquí para seguirnos en Google News y así estar pendiente de cada novedad referente a este y muchos otros temas relacionados con el cuidado físico y del deporte.

¿Te ha resultado útil este post?

Sigue Leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir