Juegos con Material Reciclado, aprende a realizarlo

Descubre que con pocos elementos se pueden realizar juegos con material reciclado y divertirse mientras se evita la contaminación del ambiente. Es importante enseñar a los niños la importancia de reciclar y reutilizar cosas de una forma que resultará divertido, ya que podrán hacer sus propios juguetes, de modo que serían los artistas y diseñadores de los nuevos objetos con los que se van a entretener por un buen tiempo, sin contaminar.

juegos con material reciclado

Juegos de material reciclado

En los tiempos libre de los niños, siempre es bueno buscar actividades que le permitan desarrollar su imaginación y la parte creativa de su cerebro, y que mejor que combinarlo con una labor de reciclaje para cuidar el medio ambiente, mientras aprenden y se divierten. A continuación, algunos juegos con material reciclado para hacer en casa:

La conquista del castillo

Lo primero que se necesita para realizar este juego es: una caja de cartón, cartones de huevo, y chapas. Se debe colocar encima de la caja de cartón, los cartones de huevo. A la caja se le puede abrir un agujero rectangular para simular la entrada del castillo y también se puede pintar con los colores que más deseen. Los cartones de huevo también se deben pintar con colores llamativos y divertidos, sobre todo en los huecos donde van los huevos.

El objetivo del juego es, como dice su nombre: «la conquista del castillo». Lo que se puede lograr cuando se consigue la mayor puntuación. Dichos puntos sólo se pueden conseguir lanzando las chapas hacia al cartón de huevo que simulará las torres del castillo, así como también se puede lanzar a la entrada del castillo. Las torres tendrán unas puntuaciones diferentes. Descubre y conoce cuáles son los mejores juegos cooperativos para niños.

Todo depende del color que tengan las torres. Por ejemplo: si está pintada de azul equivale a 4 puntos, de rojo a 3, de amarillo a 2, de verde a 1 punto y si no tiene ningún color no tendrá puntuación. Ahora bien, si se consigue pasar la chapa por la entrada del castillo, tendrá como comodín el poder lanzar un dado, y esté determinará cuantos puntos se van a obtener.

De este modo, se irán consiguiendo puntos, bien sea lanzando las chapas a las torres o hacia la puerta, y así se llega a la puntuación máxima de 40 puntos, para ser el conquistador del castillo.

juegos con materiales reciclados

Bolos con botellas plásticas

Se necesita de varias botellas de plástico vacías, que de ser posible sean del mismo tamaño, las cuales pueden ser decoradas como quiera. Es recomendable que se coloque un poco de arena dentro de las botellas para que ganen peso, y así evitar que sean movidas por el viento si se juega en espacios abiertos. Para tumbar los bolos o las botellas, se puede usar cualquier material, pero preferiblemente utilice los tubos de cartón que quedan del papel higiénico.

En este caso se usa la misma intención de los bolos originales. Sin embargo, se aceptan dos tipos de lanzamientos para poder tumbar los bolos: se permite tumbarlos haciendo que los cartones rueden hacía los bolos, o se pueden arrojar directamente a los mismos para derribarlos.

Los modos de juegos pueden ser varios, desde ver quién derrumba más bolos de manera individual y así determinar un ganador, o bien se puede jugar de manera grupal, usando un tiempo específico para ver cuál equipo tumba más bolos.

Suaviball

Para realizar este juego es necesario tener botellas plásticas de suavizante, lejía o algo parecido. Se requiere que sean cortados por la parte de abajo, y deben ser usados con la tapa puesta, de forma que pueda ser utilizada como una especie de cesta con la que se pueda atajar y lanzar una pelota.

La idea del juego es que se puedan usar las botellas como una canasta que retenga la pelota y que desde allí mismo se pueda lazar a otra persona, a partir de ahí ya queda a la imaginación de los jugadores, que puedan adaptarse a otros juegos como el de «Los diez pases».

juegos con material reciclado

Aros

Este es uno de los juegos con materiales reciclados más fáciles de hacer, sólo se necesita de un tubo de cartón, además de una base circular y unos aros que pueden ser de material plástico, como el de los platos desechables o de cartón resistente.

Los mismos, pueden ser pintados y decorados de la manera que lo desee, la idea de esto es que sea muy divertido. Es un juego muy fácil de realizar. Y tiene la finalidad de conseguir lanzar y meter los aros en el tubo de cartón, y quién logre meter más aros en un turno gana.

Jugar a disfrazarse

Puedes disfrutar de un momento divertido y creativo, creando tus propios disfraces mientras también juegas, y todo con materiales reciclados. Un ejemplo muy fácil es hacer unos lentes con nariz.

Lo puedes hacer con un envase de yogurt, y algo de cartulina que puedes recortar del tamaño y con la forma que quieras, la idea es usar la imaginación, puedes decorarlo con lo que se te ocurra y pintarlo como deseas. También puedes diseñar máscaras divertidas con cartón y estambre.

Casa de muñecas reciclada

Se pueden remodelar la casa de muñecas que ya tienen, con tan solo material reciclado. Así como también es posible hacer una con una caja grande de cartón, retazos de tela para hacer las cortinas y algunas alfombras que sirvan como decoración.

Del mismo modo se pueden recortar imágenes de revistas para simular que son cuadros en las paredes, hasta los espejos se pueden hacer con papel de aluminio. Lo importante es ser creativo, puedes pintar las habitaciones con témperas de colores llamativos o puedes usar pedazos de papel para decorarlo.

Castillo de cartón

Para crear un castillo con materiales reciclados, se requiere de un caja de cartón como la de los zapatos, potes de vacíos de yogurt o rollos de papel higiénico. Los rollos o potes serán las torres del castillo, haz varios triángulos de papel para que sean los banderines de las torres, pegarlas a un hilo, o colócalas en palitos o ramas para hacer banderas. Deja volar la imaginación y divierte. Conoce todo lo referente a las reglas del dominó.

juegos de material reciclado

Tres en rayas con chapas

Es uno de los juegos con material reciclado más entretenidos. Lo primero que se debe hacer es conseguir seis chapas y pintarlas de negro con témpera, pintura de uñas, etc. Luego hay que esperar a que se sequen para pintar una (X) en tres chapas, y en las otras tres pintar una (O).

Para hacer el tablero, se necesita una cartulina o un cartón reciclado cuadrado, el tamaño del mismo es el que tú desees, no existe una regla para ello. Para realizar las casillas del juego, puedes usar cintas para decorar del color que quieras, se deben pegar dos cintas de manera vertical y dos cintas de forma horizontal. Con eso ya estarías listo para jugar y conseguir poner 3 en raya.

Frisbee con platos desechables

Los frisbee o los discos voladores, es uno de los juegos con material reciclado que tienden a ser una solución fácil y sirve para entretener a los más pequeños de la casa, sobre todo cuando ellos pueden diseñarlos y hacerlos con la decoración y los colores que ellos más prefieran.

Para hacerlos, se debe iniciar con agarrar dos platos desechables, bien sean de plástico, cartón o papel. Luego se deben recortar cada uno por el centro, después de tenerlos cortados, se pueden proceder a pintarlos o decorarlos por la parte externa de los platos. Lo último que se debe hacer es pegar los dos platos por la parte interna, es decir, lo que se pintó debe quedar visible, una vez que seque perfectamente podrán jugar con el frisbee.

Laberinto de canicas

Para hacer este juego, necesitarás una caja de cartón, sorbetes, pega y una canica. Para empezar, lo primero que se debe hacer es cortar las paredes de la caja y dejarlas con una altura aproximadamente de 3 cm.

Después de hacer lo anterior, se puede proceder a pintar y decorar la cara interna y externa de la caja, como se desee. Se puede pintar con marcadores o témperas, así como también es posible forrarla con papel adhesivo o con pedazos de papel para hacer más fuerte y resistente la caja.

Ahora con los sorbetes, se procede a hacer la forma del laberinto, por lo que se deben cortar del tamaño de su preferencia y se irán fijando al fondo de la caja con pega, es importante que se deje secar muy bien. Con ese procedimiento se tendría listo el laberinto, ya solo quedaría agarrar la canica y comenzar a jugar.

Patas de elefantes con latas

Con las patas de elefantes, un juego con material reciclado, se puede hacer volar la imaginación de los más pequeñitos. Además, resulta bastante fácil de hacer y con muy pocos materiales, se requiere de mucha creatividad. Se necesitan dos latas grandes, a las cuales se les deben abrir dos huecos a cada una en la base.

A través de los huecos vamos a pasar una cuerda, que tenga el largo suficiente para que pueda ser agarrado por el niño. Por último y la parte no menos importante, hay que pintar las pezuñas de elefante con pintura acrílica, y listo ya están terminados para empezar a jugar y divertirse.

Importancia de los juegos con material reciclado

Es verdad que muchas veces conseguir tener algunos objetos nos genera cierta satisfacción, debido a que se le pone fin a un objetivo marcado, ya que el ser humano está programado para el disfrute de objetos materiales. Y a su vez esos objetos materiales vienen acompañados de un valor intangible, como lo es la exclusividad y que mayormente se obtiene pagando una cantidad de dinero.

Sin embargo, los niños pueden ser muy felices con cosas sencillas, como cuando juegan en la playa con arena y piedras, cuando encuentran cartones y juegan a realizar un castillo, o cuando explotan burbujas de plástico y adicional a esto sus padres los acompañan haciendo juegos con ellos. Hoy en día, son muy pocos los padres que le dedican tiempo a sus hijos para realizar actividades que resulten divertidas.

Inculcar valores

Si bien se sabe que lo importante es enseñar valores diferentes al de conseguir objetos, ya que al principio cuando somos niños, las primeras metas son tener muchos juguetes.

Entonces ¿por qué no mejor enseñamos a los niños a no necesitar de aquellos objetos que son muy sofisticados, que en líneas generales solo dan una falsa felicidad, y empezar a diseñar sus propios juguetes, con los cuales podemos llevar a un mundo llenos de beneficios ellos, ya que se llenarán de seguridad y les da la posibilidad de creer que todo lo que imaginan pueden hacerlo real. Conoce las propiedades de la educación física y salud.

Se ha demostrado que la gran mayoría de los juguetes que fueron comprados, terminan abandonas en un rincón, ya que los niños no se llegan a identificar con ellos, adicionalmente no todos logran adaptarse a esos juguetes y sus funciones, cosa que debería ser de forma contraria.

Por otro lado, un juguete diseñado y creado por un niño, así sea muy básico y simple, siempre generará una relación profunda, así como le dará la estimulación para sacar su lado inventor y creativo, experimentando y fomentando la fantasía.

Lo que más llegará a disfrutar el niño, además del proceso de elaboración y construcción de su juguete, será el tiempo que pasará con su madre o padre, mientras realizan el juguete y cuidan el medio ambiente reutilizando ciertos objetos o materiales que para otras personas terminando siendo solo basura y desechos. El juguete tomará un valor especial, debido al sentimiento que está incluido en la actividad, y servirá para llenar de amor sus corazones.

Los invitamos a que cada cierto tiempo, se pongan a seleccionar y clasificar materiales de desechos. Lo pueden hacer por textura, color, tipo de material, entre otros, y así convertirlos en divertidos juguetes para pasar el rato con los niños.

Deja un comentario