Cómo cuidar la salud mental: estrategias, recursos y ayuda profesional

La salud mental es el estado de bienestar emocional, psicológico y social de una persona, que le permite afrontar las situaciones de la vida, desarrollar su potencial, relacionarse con los demás y disfrutar de la existencia. La salud mental es tan importante como la salud física, y ambas se influyen mutuamente. Sin embargo, la salud mental a menudo se descuida, se estigmatiza o se minimiza, lo que puede tener consecuencias negativas para la calidad de vida de las personas.

Cuidar la salud mental es fundamental para prevenir y tratar los problemas que pueden afectarla, como el estrés, la ansiedad, la depresión, los trastornos de la alimentación, las adicciones, el suicidio o la violencia. Cuidar la salud mental también es esencial para promover y mantener el bienestar, la felicidad, la autoestima, la creatividad, el aprendizaje, el rendimiento, las relaciones y la salud en general. Cuidar la salud mental es una responsabilidad individual y colectiva, que requiere de estrategias, recursos y ayuda profesional. En este artículo, te explicamos cómo cuidar la salud mental, cuáles son sus beneficios y cómo puedes acceder a la ayuda que necesites.

¿Qué estrategias hay para cuidar la salud mental?

Existen diversas estrategias para cuidar la salud mental, que se pueden aplicar de forma cotidiana, personalizada y adaptada a las circunstancias de cada persona. Algunas de estas estrategias son:

 

  • Cultivar hábitos saludables: se trata de adoptar un estilo de vida que favorezca la salud física y mental, como alimentarse de forma equilibrada, hidratarse adecuadamente, dormir suficiente y bien, hacer ejercicio regularmente, evitar el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas, y cuidar la higiene personal y ambiental.

 

  • Gestionar el estrés: se trata de identificar y controlar las fuentes de estrés, que pueden ser internas (como los pensamientos, las emociones o las expectativas) o externas (como el trabajo, la familia o los acontecimientos), y de aplicar técnicas de relajación, respiración, meditación o mindfulness, que ayuden a reducir la tensión, la ansiedad y la irritabilidad.

 

  • Expresar y regular las emociones: se trata de reconocer y aceptar las emociones que se sienten, tanto las positivas (como la alegría, el amor o la gratitud) como las negativas (como la tristeza, el miedo o la rabia), y de expresarlas de forma adecuada, sin reprimirlas ni exagerarlas, mediante el lenguaje verbal, corporal o artístico, o mediante el apoyo de otras personas.

 

  • Fomentar el pensamiento positivo: se trata de desarrollar una actitud optimista, realista y constructiva ante la vida, que permita valorar lo que se tiene, afrontar los problemas como oportunidades de aprendizaje y crecimiento, establecer metas y planes de acción, celebrar los logros y los esfuerzos, y ser agradecido y generoso con uno mismo y con los demás.

 

  • Potenciar la autoestima: se trata de mejorar la imagen y el concepto que se tiene de uno mismo, reconociendo y aceptando las fortalezas y las debilidades, respetando y cuidando las necesidades y los deseos, confiando y creyendo en las capacidades y los valores, y siendo auténtico y coherente con la propia identidad y personalidad.

 

  • Cultivar las relaciones sociales: se trata de mantener y crear vínculos afectivos y de apoyo con otras personas, como la familia, los amigos, los compañeros o la comunidad, que aporten compañía, comprensión, confianza, respeto, colaboración y diversión, y que ayuden a compartir, a comunicar, a resolver y a prevenir los problemas.

 

  • Desarrollar el ocio y la creatividad: se trata de dedicar tiempo y espacio a las actividades que producen placer, satisfacción y sentido, como los hobbies, las aficiones, los intereses o las pasiones, que permiten expresar, explorar y potenciar la creatividad, el talento, la imaginación y la originalidad, y que ayudan a desconectar, a disfrutar y a divertirse.

¿Qué recursos hay para cuidar la salud mental?

Existen diversos recursos para cuidar la salud mental, que se pueden encontrar y utilizar de forma fácil, accesible y gratuita. Algunos de estos recursos son:

 

  • Información: se trata de buscar y consultar fuentes fiables y actualizadas sobre la salud mental, como libros, revistas, webs, blogs, podcasts o vídeos, que ofrezcan datos, consejos, testimonios o experiencias sobre el tema, y que ayuden a comprender, a prevenir y a afrontar los problemas que puedan afectarla.

 

  • Educación: se trata de participar y aprovechar las oportunidades de formación y capacitación sobre la salud mental, como cursos, talleres, conferencias o seminarios, que ofrezcan conocimientos, habilidades, herramientas o estrategias para cuidar la salud mental, y que ayuden a mejorar la competencia, la confianza y la responsabilidad sobre el tema.

 

  • Sensibilización: se trata de apoyar y colaborar con las iniciativas y las campañas de sensibilización sobre la salud mental, como el Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra el 10 de octubre, que buscan visibilizar, concienciar y movilizar a la sociedad sobre la importancia, la prevención y el tratamiento de los problemas de salud mental, y que ayudan a eliminar el estigma, el tabú y la discriminación que sufren las personas que los padecen.

 

  • Asociaciones: se trata de contactar y unirse a las asociaciones y organizaciones que trabajan por la salud mental, como la Federación Mundial de Salud Mental, que agrupa a más de 150 entidades de todo el mundo, que ofrecen servicios, programas, actividades y recursos para cuidar la salud mental, y que ayudan a crear una red de apoyo, solidaridad y participación entre las personas interesadas o afectadas por el tema.

¿Qué ayuda profesional hay para cuidar la salud mental?

Existen diversos profesionales que pueden ayudar a cuidar la salud mental, que se pueden consultar y solicitar de forma voluntaria, confidencial y respetuosa. Algunos de estos profesionales son:

 

  • Psicólogos: son profesionales que se encargan de estudiar, evaluar, diagnosticar y tratar los problemas de salud mental, mediante la aplicación de técnicas y terapias psicológicas, que buscan modificar los pensamientos, las emociones y los comportamientos que causan o mantienen el malestar o el sufrimiento de las personas.

 

  • Psiquiatras: son profesionales que se encargan de estudiar, evaluar, diagnosticar y tratar los problemas de salud mental, mediante la prescripción y el seguimiento de fármacos o medicamentos, que buscan regular los desequilibrios químicos o biológicos que afectan al funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso de las personas.

 

  • Médicos de familia: son profesionales que se encargan de atender, orientar y derivar a las personas que presentan problemas de salud mental, mediante la realización de una historia clínica, una exploración física y unas pruebas complementarias, que buscan descartar o confirmar la existencia de otras enfermedades o factores que puedan influir en la salud mental de las personas.

 

  • Trabajadores sociales: son profesionales que se encargan de asesorar, acompañar y gestionar a las personas que presentan problemas de salud mental, mediante la elaboración de un plan de intervención social, que busca mejorar las condiciones de vida, los recursos, los derechos y la integración de las personas en su entorno familiar, laboral y comunitario.

 

Cuidar la salud mental es fundamental para el bienestar y la calidad de vida de las personas, y para ello se pueden aplicar diversas estrategias, recursos y ayuda profesional. Cuidar la salud mental implica prestar atención, respetar y cuidar las necesidades, los deseos, los sentimientos y los pensamientos de uno mismo y de los demás, y buscar el equilibrio, la armonía y el sentido en la vida. Cuidar la salud mental es un derecho y un deber de todas las personas, y también una oportunidad y un reto para mejorar como individuo.

Haz clic aquí para seguirnos en Google News y así estar pendiente de cada novedad referente a este y muchos otros temas relacionados con el cuidado físico y del deporte.

¿Te ha resultado útil este post?

Sigue Leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir