Motivación Gym, conoce todo para no dejar de entrenar

En algún momento se debe tomar la decisión de asistir al gimnasio, esto trae grandes beneficios a la salud, a nuestra imagen corporal y sobre todo es una oportunidad de socializar y conocer gente. El gimnasio es lugar ideal para formar grupos de interés, aquí te damos trucos para tener Motivación Gym.

motivación gym

Motivación Gym

Muchas veces se piensa en iniciar un entrenamiento en el gimnasio, pero por una razón o por otra, se va posponiendo con cualquier excusa. Lo que realmente ocurre, es que no se tiene una buena motivación inicial, quizás porque las expectativas son mayores que los logros, y esperamos efectos instantáneos, y en el subconsciente pensamos que es mucho esfuerzo para tan pocos resultados. Si quieres aprender más sobre temas de deporte puedes leer turco y sauna.

Es importante que encontremos la idea que nos empuje a ejercitarnos, que no lo veamos como un esfuerzo perdido, tenemos que hacer conciencia de que los logros del ejercicio no son inmediatos, hay que darles tiempo. La motivación gym es muy importante para asistir y persistir en los entrenamientos.

Reevaluar objetivos

Es muy normal que el entusiasmo y las ganas nos hagan fijar metas irreales. Siempre nos enfrentamos al nuevo año con la emoción y la fuerza de un inicio lleno de emociones y con la ilusión de cambiar nuestra vida para bien en 2020, nos acabamos poniendo metas demasiado lejanas al punto en el que nos encontramos ahora mismo.

Los primeros días se nos pasan sin darnos cuenta, porque se tiene aún la motivación que nos hizo comenzar a entrenar, pero con el paso de los días esta se va achicando porque, claro está, nos resulta difícil lograr metas tan elevadas y que no percibimos los resultados que esperábamos. Por ello, ahora que tenemos la mente fría, es el momento de parar, reevaluar los objetivos que nos hemos puesto y fijar una meta realista.

Otro factor es el tiempo que se tiene sin hacer ejercicio, no nos debemos engañar, es muy difícil que vayamos a ir todos los días tres horas al gimnasio o que podamos vislumbrar nuestros abdominales en tres semanas. Mejor será ponernos metas más bajas y alcanzables y de esa forma podremos ir llegando a las metas sin tanta ansiedad de por medio, así nuestra motivación gym no se verá menoscabada.

Variar los entrenamientos

La verdad sobre las cosas es que, cuando se tiene un empleo y otras obligaciones, todos los días hacemos básicamente las mismas cosas y seguimos el mismo patrón. El mejor momento para realizar algo es en el tiempo libre, pero si dedicamos este tiempo a entrenar y hacemos cada entrenamiento exactamente igual todos los días, nos vamos a acabar aburriendo y diciéndole adiós a la motivación.

Una forma fácil para vencer esto es hacer cambios en nuestros entrenamientos. No deben ser necesariamente grandes, puede ser simplemente ir a ejercitarse con personas distintas, probar esa nueva máquina del gimnasio con la que nunca te has atrevido o inscribirte en una clase colectiva una vez a la semana por variar. Salirse de la rutina ayudará a seguir sintiendo cierta emoción. Para aprender más sobre temas deportivos puedes leer dieta de definición para hombre de 75 Kg.

Entrenar con amigos

A lo mejor ya entrenan con amigos, pero si no es el caso, es una buena idea que se intente ir a entrenar con otras personas. Ya sea con personas conocidas o amigos, o con un grupo de entrenamiento, ir al gimnasio con otras personas puede darnos la motivación de impulsarse los unos a los otros cuando a alguno le falle un poco la fuerza de voluntad.

motivación gym

Otro elemento importante de entrenar en grupo, es la sana diversión entre todos puede ser también un gran aliciente. Y no solo es eso, sino la idea de no querer rezagarse con respecto a alguien, especialmente si no hay mucha cercanía, puede ser una gran manera de impulsarnos a movernos y salir de casa para lanzarnos al gimnasio.

Busca lo que realmente te guste

Cuando llegamos al gimnasio, sobre todo si somos primerizos es probable que no tengamos idea de lo que queremos hacer, es más que posible que no sepamos qué actividad queramos realizar. Estas semanas son el momento de aprovechar para probar cosas nuevas, inscribirnos en clases colectivas, variar las rutinas y cosas por el estilo.

De esta manera simplemente lograremos saber cuáles son los ejercicios que nos gustan y que nos harán regresar al día siguiente. Se hará mucho más sencillo que tengamos la motivación si ejercitamos con lo que nos gusta y no que odiemos lo que hacemos en cada instante que estamos en el gimnasio. Debes tener el tiempo para investigar y probar.

Descansa lo necesario

Durante las primeras semanas, cuando aún no hemos desarrollado el hábito de hacer el ejercicio nos puede resultar difícil ya complicado el entrenamiento. Principalmente porque debemos reestructurar toda nuestra rutina para dar espacio a ese nuevo hábito en un tiempo que antes se dedicaba a otra cosa.

motivación gym

Con mucha probabilidad esto altera nuestro tiempo de descanso. Sin embargo, para poder mantener la motivación al 100% el descanso es un punto clave. Estar llenos de energía, mantener los niveles de glucosa adecuados en sangre y encontrarnos con energía facilitará que nuestra fuerza de voluntad no flaquee. En la rutina de ejercicios que hagamos también se deben incluir los descansos. Si quieres aprender más sobre el mundo de los deportes puedes leer ejercicios para la tercera edad.

Organización

Si no organizamos la ida al gimnasio la experiencia puede ser un poco caótica, podemos estar en el lugar totalmente complicados sin saber qué hacer, qué máquinas usar, cómo hacer los ejercicios o durante cuánto tiempo. Si esta incertidumbre se mantiene en el tiempo, es completamente lógico que perdamos la motivación.

Por esta razón, es importante que busquemos información sobre cuál es el entrenamiento que más nos conviene, cómo llevarlo a cabo, exactamente qué tenemos que hacer, cuáles son los pasos y todo lo que necesitemos saber para tener éxito en el entrenamiento. En los gimnasios suele haber entrenadores que nos asesorarán en la elaboración de una rutina o podemos buscar un entrenador personal.

Lo hagamos como sea, el tener información nos ayudará a saber qué es lo que tenemos que hacer y de esta forma el gimnasio resultará menos abrumador.

Otro problema de actitud que nos hace dejar de ir al gimnasio es el exceso de libertad, tenemos la costumbre de asumir el gimnasio como una elección y no como una obligación. Esto hace que en lo que la motivación disminuye elijamos no asistir al gimnasio. Esto no ocurre si estamos obligados a asistir.

Esto se evita fijando un horario para asistir al entrenamiento, por tanto, que le pongamos al ejercicio una hora fija y lo marquemos en la agenda o nuestro calendario como algo que tenemos que hacer. Así la convertimos en una obligación más del día, estará al nivel de ir a trabajar, recoger a los niños en la escuela, y no como una actividad opcional, esto fortalecerá nuestra disciplina.

Haciendo un resumen esto es lo que debemos hacer, evaluarnos para saber cuáles son nuestros hábitos y como es nuestro estilo de vida. Nadie mejor que uno mismo para saber cuándo ejercitarnos y en qué medida. Debemos fijarnos metas reales, para lograr comenzar a realizarlas rápidamente y así tener motivación al logro.

No debemos abusar, porque un día estemos cinco horas entrenando no lograremos mejores resultados. Porque un día puede que tengas mucha motivación y quieras al máximo, pero al día siguiente no, y eso no sirve. Hay que tener motivación diaria y, para ello, no tenemos que ejercitar en exceso para no sentirnos demasiado exhaustos.

Además, es una buena idea hacer un registro de todo lo que hacemos, una buena forma de motivarnos es ir notando los progresos por pequeños que sean y poder compararlos con el primer día. También es importante pasarla bien para seguir motivado. Hay que buscar todo lo positivo de aquello que hacemos, buscar nuestra motivación gym, porque si estamos a diario diciéndonos frases poco estimulantes.

Se debe tratar de hacer los ejercicios en un lugar que de verdad nos guste donde nos sintamos cómodos y en equilibrio, sea al aire libre, en un gimnasio o en casa. Hacer ejercicio en compañía sabe mejor, y realmente es que el compañero que elijas tiene que estar en una forma física similar a la nuestra, si nuestro compañero está muy por encima nos va a desmotivar. Para saber más sobre estos interesantes temas de deportes y acondicionamiento físico puedes leer higiene deportiva.

Debemos darnos valor, no debemos estar pendiente de todo lo que nos falta, debemos es mirar el camino recorrido, eso nos dará el incentivo correcto para seguir. Una forma de mantener la motivación gym es recordar siempre por qué comenzaste, cuando decidas comenzar a cuidarte y a hacer deporte fue por algún motivo. Que no se te olvide y sigue adelante siempre por ese motivo. Si te armaste de valor para comenzar ten valor para seguir.

Por último, te debes rodear de gente positiva, aléjate de las malas lenguas que te dirán que no lo vas a lograr, o que es una pérdida de tiempo comenzar un entrenamiento, o porque comes eso y no lo otro. Si te gustó este artículo y quieres leer más puedes revisar nuestro blog, aquí encontrarás artículos similares.

Deja un comentario