¿Cómo empezar con el snowboard?

¿Te gusta el snowboard? ¿Quieres empezar a practicarlo, pero no sabes por dónde empezar? Esto es completamente normal cuando deseas comenzar a practicar cierto deporte. Lo primero que debes hacer para empezar con el snowboard es librarte del miedo de deslizarte por la nieve sobre una tabla.

Cuando te encuentres totalmente decidido a iniciarte en el deporte, considera poner en práctica ciertos consejos para tu progreso general y protección. A continuación, analizaremos 7 recomendaciones que te ayudarán a empezar con el snowboard.

Tip 1: Aprende a posicionar tus piernas sobre la tabla

Antes de comenzar tus prácticas, necesitas saber qué pie colocaras en la parte trasera de la tabla y cual irá en la parte delantera. Hay un truco que siempre funciona, este consiste en ponerse de pie sobre la tabla y dejar que alguien te empuje para comenzar a avanzar.

Generalmente, si eres derecho tu pierna debe ir en la parte delantera de la tabla, mientras que la izquierda debe ir en la parte trasera. Si eres izquierdo, tu pierna debe ir en la parte delantera de la tabla mientras que la derecha debe ir en la parte trasera. A quienes usan la pierna derecha se les conoce como Goofy y los que utilizan la izquierda los llaman Regular.

Tip 2: Asegúrate se equiparte con el material adecuado

Al empezar con el snowboard y subir a una tabla necesitas estar bien equipado, aplica en todos los aspectos del deporte. Necesitas equiparte con fijaciones, botas y una tabla que vaya de acorde con tu cuerpo y obviamente con tu nivel de experiencia. Claro, eso no significa que tengas que comprar el mejor equipo de las tiendas.

Lo que puedes hacer al comienzo es alquilar el equipo que necesitas, para ir probando varias opciones y ver qué es lo que mejor se adapta a tus características físicas. Cuando logres identificar con qué botas, fijaciones y tabla te encuentras cómodo, allí si puedes pasar a comprar de manera oficial lo que veas que requieres.

Tip 3: Conoce las medidas de las fijaciones

En el snowboard se le conoce como stance a la distancia que existe entre las fijaciones de la tabla, y a la angulación en la que se mueve cada fijación se le denomina snow. En los principiantes el stance aproximado debe tener la misma distancia de separación de tus dos hombros.

El snow o angulación tiene que ser positiva hacia la pierna que va en la parte frontal (+15) de la tabla y neutra en la pierna trasera (0). En algunos casos se puede usar una angulación negativa o ligeramente positiva en la pierna trasera (-3, +3). La configuración de las fijaciones es personal, eso quiere decir que la configuración de cada persona será diferente.

Debes probar con múltiples configuraciones y medidas al empezar con el snowboard. Solo así, podrás saber qué resulta más cómodo para ti.

Tip 4: Abrígate bien para mantener el calor en tu cuerpo

Sin importar que la temporada de nieve esté iniciando o finalizando, es fundamental ir bien preparado para contrarrestar el frío. Por muy soleado que se vea el día, ve siempre bien abrigado, porque no sabes con exactitud si en algún momento inesperado se levanta un bajón de temperatura.

Algo que debes llevar en todo momento son guantes gruesos y manoplas que disipen el frío de tus manos y cuerpo. Te aseguramos que no deseas estar en un telesilla estando mal abrigado, es una de las peores cosas que le pueden suceder a los practicantes del snowboard.

Tip 5: No te angusties si fracasas en tus bajadas iniciales

Al momento de practicar tus bajadas, ubica una montaña que tenga algo de inclinación y comienza a deslizarte. Necesitas que la montaña en la que practiques tenga cierto nivel considerable de inclinación, así durante tu entrenamiento estarás más apto para mantener el equilibrio.

Posiciónate de pie sobre la tabla, mantén el equilibrio sobre los talones, alinea los hombros con los pies, flexiona un poco las rodillas y estira ambos brazos. Ahora, déjate caer sobre la ladera manteniendo tu pierna buena al frente de la tabla. Al alcanzar cierto nivel de velocidad distribuye tu peso entre tus dos piernas, dirige tus movimientos usando la mano delantera.

Por último, mantén tu mano delantera hacia la pendiente hasta que la tabla esté completamente alineada con la dirección de la ladera o montaña. Cuando vayas llegando al final de la montaña, desliza la tabla de manera lateral para detener tu movimiento. Sin importar que esto te parezca sencillo o complicado, con mucha práctica comenzarás a dominarlo a la perfección.

Tip 6: Protégete de las caídas

Al empezar con el snowboard lo normal es caerse. Sin embargo, si no quieres sufrir lesiones graves que retrasen tu progreso o que lo frenen completamente, necesitas equipar un casco que te proteja de los golpes y también una rodillera que resguarde bien esa zona de los golpes.

Por otra parte, ten cuidado con lo que la nieve es capaz de hacerle a la piel de tu rostro. Lleva siempre crema protectora para de esa manera evitar que tu piel sufra por causa del frío de la nieve. También, lleva contigo gafas que cubran bien la zona donde se encuentran los ojos, ya que la nieve puede causarles daño a los mismos.

Tip 7: Ten siempre en consideración las lecciones de las personas experimentadas

Todos los que han decidido empezar con el snowboard, deben escuchar a las personas experimentadas cuando suben a una montaña. Aunque seas una persona autodidacta que aprende viendo a otros e intentando por cuenta propia, tu frustración puede llegar a ser muy alta si no sigues consejos.

Al tomar en cuenta las indicaciones de un monitor, tu experiencia y aprendizaje crecerán rápidamente. Esto a su vez te permitirá ganar confianza y desarrollar nuevas habilidades. Además, dale cierto cuidado a tu entrenamiento funcional para mejorar tu fuerza general y agilidad.

Si empleas cada uno de los tips que hemos dado anteriormente, podrás convertirte en un hábil practicante del snowboard.

¿Te ha resultado útil este post?

Sigue Leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir